Reduce la sal en tus comidas

Reduce la sal en tus comidas 

 

SAL

Aunque no lo creáis, reducir la sal de las comidas para llevar una vida más saludable es un gran comienzo. Yo personalmente soy muy salada, me encanta la comida bien aliñada que se le sienta bien el sabor, seguro que todos concordamos con que la comida sin sal pues resulta bastante  insípida, pero hay formas de disminuir la sal y ¡apenas notarlo! La clave está en las especias, mientras más las condimentemos con por ejemplo ajo, pimienta, cilantro, jengibre, comino, etc… menos cantidad de sal será necesario añadirle a la comida. Pensad que la sal es lo que más nos hace retener líquidos, y eso hace que estemos más hinchados,  también se refleja a la hora de pesarnos, pensad que si nos pesamos en la mañana depende de lo que hayamos consumido en el día, en la noche no pesaremos lo mismo, sobre todo si durante el día hemos estado comiendo, cosas saladas como olivas con anchoas, jamón serrano, quesos curados…  para evitar la retención de líquidos y mantenernos hidratados, al menos hay que beber unos dos litros de agua diarios, y me refiero a agua pura, zumos naturales o infusiones , no zumos en caja, ni bebidas o gaseosas. Lo malo es que muchas veces en el día lo que bebemos ni siquiera nos llega al litro, y si a eso le sumamos toda la sal que consumimos…

Además el problema de la retención de líquidos, es bastante leve en comparación a que podemos  sufrir riesgos de hipertensión arterial, insuficiencia renal… Por eso para ello también os recomendaría cambiar la sal normal por una de bajo contenido en sodio, comer productos más frescos con menos sodio o incluso utilizar sal marina, que al ser de sabor más fuerte, podemos emplear menos cantidad.

También es importante que al comprar alimentos en los supermercados nos aseguremos que el porcentaje de sal sea reducido, en algunos encontramos que ya nos lo indican con “Bajo contenido en sal” pero en otros no y deberíamos verlo reflejado en la tabla calórica, podemos aprovechar de consumir estos bajos en sal, pensad que también es cosa de costumbre, al principio nos resultará más difícil pero con el tiempo apenas notaremos el cambio en el sabor, pero si en nuestro cuerpo.

Aquí os dejo una orientación de la cantidad de sal que deberíamos adquirir en los productos. Debemos tener en cuenta que nosotros deberíamos consumir como máximo 5g de sal al día.

ALTO contenido de sal: 0.48gr-1.25gr/100gr-100ml de producto

BAJO contenido de sal: No supera los 0.14gr/100gr- 100ml de producto.

MUY BAJO contenido de sal: No supera los 0.04gr/100gr-100ml de producto

SIN SAL: No supera los 0.005gr/100gr-100ml de producto.

Comparte esta receta!Print this pagePin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook