Bizcochos corrientes

Masas batidas ligeras. Bizcochos corrientes

 

¿Qué son las masas batidas o esponjadas?

Las masas batidas, también llamadas bizcochos, son aquellas en las que por acción del batido, de forma mecánica o manual, incorporamos aire en los elementos que la componen, para conseguir que emulsionen, y obtener masas de gran volumen, terneza y esponjosidad.

Uno de los tipos de masas batidas esponjadas son las masas batidas ligeras, que conocemos como bizcochos corrientes.

Las masas batidas ligeras o bizcochos ligeros, son una mezcla de azúcar, huevos a la que se le incorpora harina en la proporción adecuada para obtener un producto esponjoso y de miga suave. El contenido de huevos y la correspondencia del azúcar y harina varían en función del tipo a realizar ya sea bizcocho de molde, plancha o manga. Este tipo de bizcochos no lleva grasas entre sus ingredientes. Esta falta de grasa hace que se resequen, con lo que debemos “emborracharlos” antes, osea remojarlo. 

Los bizcochos se pueden presentar como elemento terminado y listo para su consumo o como elemento base en la elaboración de postres, pasteles, tartas, etc.

Son considerados bizcochos ligeros:

· Bizcochos de molde o corrientes: Son masas esponjadas por huevos, que se hornean en moldes, que pueden ser de diferentes formas y tamaños, que se pueden presentar como elemento terminado y listo para su consumo o como elemento base en elaboraciones de postres, pasteles, tartas, etc.

· Bizcochos de plancha: Son láminas de bizcochos de un centímetro aproximadamente de grosor que se utilizan principalmente en la elaboración de brazos de gitano.

· Bizcochos de soletilla: Se elaboran con una masa de bizcocho muy ligera, generalmente sin levadura, en la que se han montado las claras a punto de nieve para incorporar la mayor cantidad de aire posible. Esta masa se conoce como génoise. El aspecto más habitual del bizcocho de soletilla es muy alargado, dándole forma con ayuda de una manga pastelera y con la cara superior cubierta con una fina capa de granos de azúcar. Por su consistencia seca, los bizcochos de soletilla absorben fácilmente los líquidos sin deformarse por lo que son ideales para mojar

· Bizcochos cocidos al vapor: Son bizcochos muy ligeros y de textura muy fina que requieren un tratamiento especial y diferente a los demás bizcochos. Estos bizcochos tienen la particularidad de que su cocción se realiza al vapor, bien en horno de convección, opción vapor, o bien cocidos en una cacerola tapada (con la tapa forrada por un paño), con una rejilla en su interior, que evitará que el molde esté en contacto directo con el agua. Un ejemplo de bizcocho cocido al vapor sería las capuchinas que son muy finos elaborados a base de yemas batidas muy esponjadas y cocidas al baño maría, no llevan nada de azúcar por lo tanto una vez listas deben ser emborrachadas en almíbar. 

¿Por qué no sube el bizcocho?

En principio se debe a que se le incorporó la harina de una sola vez, en lugar de hacerlo de poco a poco, de esta forma se destruyeron todas las celdillas de aire. 

 Bizcocho ligero

 

 

Comparte esta receta!Print this pagePin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook